miércoles, 11 de abril de 2012

Rutas en los Picos de Europa de la provincia de León.

Hoy vamos a hablar de nuevo de los Picos de Europa, aunque en este caso lo haremos de la parte perteneciente a León.
En primer lugar tendremos en cuenta su ubicación, este se encuentra enclavado en el centro de la Cordillera Cantábrica, siendo el primer Parque Regional que se creo en la Comunidad de Castilla y León.El territorio se extiende por por los términos municipales de Puebla de Lillo, Reyero, Boñar, Crémenes, Prioro, Boca de Huérgano, Riaño, Posada de Valdeón, Oseja de Sajambre, Burón, Acebedo y Maraña. El Parque Regional incluye también los valles de Sajambre y Valdeón.


Ruta del Cares.
La ruta del Cares es uno de los caminos más transitados y conocidos del Parque. Se trata de un camino que se abrió al paso entre la roca para la construcción de la canalización que alimentaba la central hidroeléctrica de Carmañeba de Poncebos, Asturias.
La ruta tiene una distancia de 12 Km. si se inicia desde la localidad leonesa de Caín. Puede empezarse también en Posada de Valdeón , alcanzando el trayecto un total de 18 km. que atraviesan, en su inicio, el corazón del Parque, inmensos bosques de hayedos, la ermita de Corona, patrona del Valle, y el Chorco de los Lobos. La belleza del recorrido ha otorgado a este lugar el nombre de Garganta Divina.
Durante nuestro paso atravesaremos puentes que salvan las conexiones de una ladera y otra, como el de los Rebecos o el puente Bolín, y túneles sorprendentes en zonas angostas.


La Senda del Arcediano.
Estamos ante una de las rutas más antiguas de estas tierras montañosas. Comienza en el Puerto del Pontón y une al valle de Sajambre con el municipio asturiano de Amieva. Fue en su origen calzada romana para comunicar Asturias con la Meseta. El camino no demuestra demasiada dificultad para el montañero, salvo la distancia. Puede hacerse en tres tramos o dos, dependiendo de las fuerzas. El tramo 1 ( unos 8,4 km.) nos llevará del puerto del Pontón a Oseja de Sajambre. El segundo tramo ( unos 4,9 km.) recorre el trayecto de Oseja de Sajambre y el tercer tramo ( 5,2 km.) une Soto de Sajambre con la Portilla de Beza. A partir de este punto la senda continúa, ya por tierras asturianas, a través del municipio de Amieva.

Lago de Isoba.
Nuestra ruta comienza junto a la estación de servicio de Puebla de Lillo, utilizando el camino que conduce a los depósitos de agua. Teniendo como orientación la izquierda, dirección noroeste, nos dirigimos a hacia el esplendido robredal que cubre el Monte Polvoredo. Nada mas entrar en el bosque tomamos el camino de la izquierda hasta alcanzar un corrimiento de tierras que marca el siguiente punto de destino: el alto de la vega del rio Silván, donde la parada resulta obligatoria para contemplar las impresionantes vistas. Desde ese punto, la ruta continua por el lindero del bosque para atravesar la Foz y alcanzar los restos de las antiguas minas de talco. Desde ahi, nuestros pasos deben seguir por la antigua pista para camiones que desemboca en un sendero que bordea la cara oeste de la Peña Niales. Una vez allí la visión del lago Isoba es espectacular.
Collada de Lois.
Partimos desde Reyero, detrás de la iglesia para llegar al arroyo Valderriero. En ese punto comienzan dos caminos, tomaremos el de la izquierda para iniciar la ruta a través del puerto Valdehigüende , ya que el de la derecha será por el que regresemos. Iniciamos la subida entre robles majestuosos para alcanzar la cresta caliza de los Cabezos hasta llegar al collado Reyero y desde ahí, a la derecha , a la collada de Lois. Detenemos aqui la mirada en el increible valle del rio Dueñas y el encantador pueblo de Lois con su famosa catedral de la montaña que parece dominar el entorno. Desde ese punto iniciamos el descenso hasta las chozas ganaderas de Recubilles, para llegar de nuevo a nuestro punto de inicio, el arroyo Valderriero, donde se bifurcan los caminos.

Puerto de las Señales
Desde la localidad de Maraña, enclavada a los pies del espectacular macizo de los Picos de Mampodre, comenzamos el camino que, en su primera mitad hasta Riosol, comparte recorrido con el GR-1.
Desde ese punto nos desviamos por una pista detrás de una ermita, acompañados por el arroyo Cabañas, hasta llegar al Puerto de las Señales (1.625 m.). El esfuerzo merece la pena. Basta contemplar las preciosas panorámicas que nos regala el entorno. Para regresar, podemos desandar por el mismo camino o bien, caminar hasta el Puerto de Tarna y seguir un sendero paralelo a la carretera que conduce hasta Riosol, de ahí, hasta la pista en la que comenzamos la ruta.

Puerto de San Glorio.
Empezamos el recorrido en Llánaves de la Reina donde, encontramos a la derecha la Sierra de Orpiñas, con una considerable altura adornada por un generoso manto de pinos y abetos. Al fondo, junto al Boquerón de Bobias, se encuentra el mojón de las Tres Provincias que comparten este paraje ( Palencia, León y Cantabria), y Peña Prieta, una de las cumbres más altas con 2.536 metros. A la izquierda, encontramos el desvío al Puerto de San Glorio y el Boquerón de Tarna. Antes de alcanzar la carretera del puerto giramos a la izquierda para volver a Llánaves de la Reina, punto de partida.
La Cervatina.
Salimos de las viejas escuelas de Puebla de Lillo en dirección al Pico Susarón. Avanzando hacia el valle del arroyo Patina dejamos atrás el cruce con el camino del collado Posadas, para alcanzar la pradería de Vega Ternillo. Desde este punto, iniciamos el ascenso por un hayedo que nos conduce hacia la cabecera del arroyo Ruidosos. Una vez en este lugar, continuamos por el camino de la izquierda para cambiar de valle y llegar al Canto del Oso, coronado por hayas y robustos robles. Es obligado detenerse para admirar las plácidas vistas y coger aliento para iniciar el descenso hacia el arroyo Retuerto. Antes, encontraremos un cruce de caminos que, por la ruta de la izquierda, permitirá el acceso al monte de la Cervatina, donde existe un mágico conjunto de tejos centenarios. Después, continuaremos el descenso hasta el arroyo Retuerto. A partir de aqui la pista llanea hasta llegar a un punto que dibuja a la izquierda un ancho sendero que lleva a la ermita de Peraguas. Un poco más adelante una pista asfaltada lleva a la vega del Rio Silván, que nos conducirá de regreso a la acogedora localidad de Puebla de Lillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario